Un toldo es una cubierta ya sea de lona o de un tipo de tela fuerte que se pone en un lugar donde se quiere conseguir sombra, o proteger del aire o cerrar un espacio sin necesidad de edificar. Son aquellos que sobresalen por encima de una fachada para poder proteger una zona determinada.

Normalmente los toldos son utilizados para los jardines, unas ventanas, terrazas, patios, depende de la superficie. Es la elección y solución perfecta para paliar los rayos del sol, aunque no siempre el mismo sirve para todos los sitios, sino que es necesario saber qué tipo de toldo se necesita para un determinado lugar. Hay que tener en cuenta que tenemos varias opciones a la hora de elegir, como la forma, la tela que nos cubrirá o la sombra que creará en su futura ubicación. Además, debemos de tener en cuenta, los precios, la calidad y las dimisiones del toldo que queremos comprar y el lugar donde se instale.

Existen muchos tipos de toldos que ahora vas a conocer y quizá sirvan para que puedas conocer y tenerlo más fácil a la hora de escoger el toldo que necesitas. Unos de los más conocidos son los toldos de telón. Que simplemente son brazos abatibles que están colocado en el tubo de caída del toldo que están fijados en una barandilla y que sirve para ponerlo tanto vertical como horizontal, y permite la entrada de aire para que no entre el calor en el lugar de protección. El toldo de barandilla es que aquel que se conoce como “store” se sujeta a la barandilla de la terraza y se desenrolla en vertical y se pueden separar del balcón con un brazo que se acopla.

El toldo extensible es aquel que puede extenderse y encogerse gracias a unos brazos extensibles donde se puede conseguir inclinaciones importantes dependiendo de lo que se necesite. Suele ser para aquellas zonas donde es necesario una gran longitud y puede sujetarse con brazos intermedios. El toldo de punto recto es aquel que se usa en terrazas. Tiene brazos frontales que se sujeta con muelles para los vientos.

La capota es otro tipo de toldo. Es aquel para las pequeñas ventanas y tiene una forma semicircular para locales como restaurantes. Suelen ser fijos o móviles y se pueden recoger dependiendo de lo necesario en cada momento.

De todas maneras hoy en día, son más la cantidad de toldos que se puede usar mecánicamente y que pueden ser recogidos para que se protejan de la lluvia o viento y que se abren solo cuando se detectan una luz determinada en la zona donde se tienen colocados, por lo que se puede programar. De todas maneras hay que tener en cuenta las necesidades de cada uno y para elegir el tipo de toldo que queremos. Son muchas las empresas que se dedican a poner toldos en todo tipo de superficies por lo que no te será complicado escoger el que mejor te convenga después de el consejo del profesional, por lo qe acércate una tienda especializada o busca por internet.