En la actualidad casi todas las empresas, incluso aquellas que no hacen ningún tipo de transacción online, tienen que tener, casi de forma obligatoria, una presencia en internet. Ello permite comunicarse con clientes, posibles clientes y proveedores de una forma ágil, puesto que hoy en día el internet está en todas partes. Un usuario puede acceder a internet desde su móvil buscando recomendaciones, ideas, y sitios donde adquirir los productos y servicios que necesita.

Por ello es importante tener un sitio web bien diseñado, accesible y sobre todo, amable con los usuarios, para que sirva como auténtica carta de presentación.

Ciertas ideas que nos pueden ayudar a tener un sitio web de lujo para nuestra empresa, a pesar de que ésta sea pequeña, son los siguientes:

a. Contratar con un hosting adecuado a la cantidad de visitantes que esperamos recibir. Los mejores servidores dedicados pueden ayudarnos si esperamos muchas visitas. Un hosting más sencillo es suficiente para una empresa pequeña, pero nunca es  buena idea tener albergado nuestro sitio en un hosting gratuito.

b. Diseño web amable. No sirve de nada un diseño web cargado de videos, música y gráficos pesados. Un diseño sencillo y elegante es mucho más amable con los usuarios.

c. Pensar en el SEO. El SEO (Search Engine Optimization) es básico para que nuestro sitio web sea visto. Lo que busca es optimizar el sitio pensando en posicionarlo bien en los buscadores tipo Google y Yahoo, es decir, que sea de las primeras respuestas que aparezcan al buscar el servicio que precisamos.

d. Pensar en móvil. El diseño de nuestro sitio web debe ser responsivo no sólo en dispositivos fijos, sino también en móviles y tabletas. En la actualidad un sitio que no está optimizado en términos de conexión móvil es un sitio obsoleto.