Las naranjas, esa fruta fuente de vitaminas y de energía que tanto nos acompaña en diversos del día, sobre todo acompañando a los desayunos. Y es que, esta fruta cítrica apenas tiene grasas y a porta a nuestro organismo una gran cantidad de carbohidratos y vitaminas muy diversas, como puede ser la A, la B, en mayor cantidad la C, además de Calcio, Potasio y Fósforo.

En España sobre todo se conoce, tanto aquí, como a nivel mundial, la naranja Valencia, que es muy conocida por estar dentro de la variedad de las naranjas dulces y que se utilizan para hacer zumo. Aunque mucho crean que esta naranja tiene su nombre por la Comunidad Valenciana, no es así, sino por el tipo de naranja. Sí que es cierto que en Valencia se cultivan muchísimas naranjas, pero no sólo esta variedad, ya que las naranjas de tipo navel o navelina también se cultivan en esta Comunidad.

Como hemos comentado anteriormente, la naranja Valencia es una de las preferidas para realizar zumo de naranja por todo el jugo que tienen. Y es que, el zumo con sabor frutal y ácido que se obtiene de las naranjas aportan muchísimos nutrientes a nuestro cuerpo. Los zumos de naranjas son muy bueno para las épocas en las cuales nuestras defensas comienzan a decaer y somos más propensos a contraer enfermedades como catarros, por eso es muy conveniente un buen zumo de naranja natural todos los días por las mañanas sobre todo en época de invierno. Su gran cantidad de vitamina C, además de tener otros nutriente como calcio, vitamina D, aparte de muchas más vitaminas, hace que sea un producto fundamental en el día a día de cualquier persona, y si es muy propensa a coger constipados o catarros, más aún.

Muchas veces, ya sea por vaguería, por falta de tiempo o por otras razones, compramos los bricks que venden en los supermercados que nos anuncian que son de zumo natural 100%. La realidad es que no hay mejor zumo que el que te puedas exprimir tú mismo, ya que en algunas fábrica suelen añadir al zumo ácido cítrico o ascórbico para que el producto final, adquiera más sabor o no pierda propiedades pasado un tiempo.

Cada vez más, son las páginas de internet que ofrecen naranjas directamente del árbol a tu mesa. Y es que, además de ser mucho más práctico que acudir al supermercado, pujar por las mismas y volver a tu casa, con este tipo de servicio, te envían directamente las naranjas a tu casa y ya las puedes disfrutar, además que saber perfectamente que son naranjas de calidad porque se las compras directamente al productor de las mismas. Este tipo de mercado comenzó hace unos años y cada vez tiene más auge, así es que la competencia se ha multiplicado y cada vez son más los agricultores que ven un gran filón a vender sus productos a través de la red, por lo que si tus desayunos no van acompañado de un zumo de naranja valencia es porque no quieres.