La alúmina es un material muy importante en la fabricación de varios productos cerámicos, los esmaltes y arcillas y se nada más que el oxido de aluminio, que en la química se escribe Al2O3.

Afortunadamente la alúmina se encuentra en la naturaleza, sin ser realizada por el hombre, en el corindón y el esmeril.

Del oxido de aluminio se produce el aluminio, pero es más duro que este elemento. Es perfecto como material cerámico, porque soporta altas temperaturas.

Es un aislante térmico y eléctrico perfecto y se utiliza con las cubas electrolíticas.

En cuanto la medicina, se utiliza en la realización de las prótesis dentales. La alúmina tiene un color blanco y pesa muy poco, pero es dura y resistente, ideal para las estructuras de coronas y puentes entre dientes, como también para la preparación de los esmaltes y otros materiales cerámicos.

Como aislante eléctrico se utiliza con las bujías de los autos y como abrasivo en varios procesos de la industria, pulidos, etc.

La alúmina protege los objetos de aluminio del proceso de la oxidación. Otra cualidad es que puede absorber y des absorber el agua fácilmente.

Pero no todos utilizan la alúmina que proviene de la naturaleza, por lo cual para producirla a través del proceso complejo Bayer, utilizan la bauxita para extraerla.

Es imprescindible obtener grandes cantidades de alúmina para obtener el aluminio tan necesario en nuestros días.

También tiene una alta resistencia mecánica y a la corrosión.

Este elemento junto con otros como carbono, grafito, carburo de silicio, tungsteno y otras fibras son materiales básicos para varios productos y procesos industriales: juntas para bombas de calefacción, para las cajas de vapor, cojinetes para bombas de agua, anillos de deslizamiento o para turbinas, cierres para bombas de vacío, ruedas de acabado de fibra, rodillos de fibra, bandas para acondicionamiento de superficies, discos para acondicionamiento de superficies, y otros tipos de ruedas, discos de aletas abrasivas o de fibra de resina, discos de aletas, cintas, etc.

Como procesos, el oxido de aluminio se utiliza para la colada y la fundición de varios metales.

Se conocen varios tipos de óxidos de alúmina: de color marrón, de color blanco, esmeril sintético, el tipo cerámico, etc.