Para poder utilizar o consumir el agua que toda la sociedad bebemos, es obligatorio que ésta lleve a cabo un cumplimiento de normas de calidad del agua, así mismo se debe de tener la misma consideración para las conocidas aguas residuales industriales por lo que los responsables deben de llevar a cabo este estudio cuando se va a reutilizar este tipo de agua a través de una depuración, con lo que se debe enfrentar a la población  creciente a todo tipo de cambios normativos que se produzca con el tiempo, la infraestructura que se utiliza o la llegada de las nuevas tecnologías para este tratamiento por ejemplo.

Para llevar a cabo este tipo de sistemas de depuración hoy en día se ha puesto de moda y además con un buen servicio la filtración a través de membranas. Una de las primeras utilizadas fueron las conocidas membranas de cerámica de micro filtración y las de ultrafiltración. Y es que con el paso del tiempo estas membranas de cerámica han sido seleccionadas para todo tipo de depuración de aguas residuales industriales, dejando a las membranas originales siempre son utilizadas solamente para el agua urbana ya que las de cerámica son mucho más efectivas con las industriales que suelen ser aguas mucho más contaminadas y más difícil de depurar.

Este tipo de sistemas de birreactores de membranas de cerámica ha visto como el comercio creación como primer lugar Estados Unidos, pero hoy en día el mayor crecimiento de este tipo de sistemas ha sido Europa pero en especial en China donde este tipo de sistemas ya dan nuevos tratamiento y nuevos sistemas para el agua industrial contaminada.

En realidad, este biorreactor de membranas cerámicas está compuesto por unos tubos de cerámica que se disponen paralelamente en el que pasa un liquido consigue la retención de moléculas que son trasportadas dependiendo del tamaño de estas partículas, por ello se inyecta un liquido dependiendo de la presión que lleven para que así se consiga evacuar el agua que está limpia y deje dentro y expulse las moléculas que no son reutilizables. De todas maneras este tipo de sistemas no son utilizados solamente para la depuración del agua sino que a día de hoy se ha utilizado para la estandarización de la leche, clarificación del zumo, refinos de azúcar, y para la depuración de agua.

Las ventajas de este tipo de membranas están definidas y es que son resistentes a las temperaturas muy altas, así como el producto que son ácidos y basado, a los solventes, a la presión elevada. Es verdad que son sistemas que tienen una gran durabilidad y además no es necesario tener un continuo mantenimiento y además respecta el medio ambiente. Es verdad que a día de hoy las empresas quieren empezar a utilizar este tipo de sistemas para la reutilización de agua, y son varias las empresas que hoy en día en nuestro país utilizan este tipo de sistema para poder reutilizar el agua y volver a utilizarla sin ningún tipo de problema.