En todos los hogares es muy recomendable con un set completo de herramientas, puesto que no sabes en qué momento puedas llegar a necesitarlas. Si ya las tienes, entonces enfrentas otro desafío: cuidarlas para que duren y sean útiles por más tiempo. Claro que esa afirmación paece demasiado obvia, pero en realidad, en muchas casas, las herramientas están en el sótano, el ático o la tradicional habitación llena de no-sabes-qué y que generalmente es un lugar donde se junta mucho polvo y humedad. Ten en cuenta que el cuidado adecuado de tus herramientas no sólo te permite ahorrar mucho dinero, sino que es una medida de seguridad.

En primera instancia, es esencial que mantengas el óxido a raya. El óxido es el principal enemigo de cualquier set de herramientas. La humedad y el agua son las principales causas que pueden generar óxido, así que si tus herramientas se mojan, hay probabilidades de que se dañen de forma permanente. Si se llegan a mojar, asegúrate de limpiarlas a profundidad con una toalla vieja o algún trozo de tela absorvente. Después, colócalas en algún lugar seco y cálido al menos por una noche.

Un segundo consejo es invertir en una buena caja de herramientas. Aunque no parezca muy lógico, la mejor opción es una caja de herramientas de madera, puesto que éstas mantenen el calor y sobre todo, las de buena calidad, también mantienen la humedad alejada.

Otra buena idea es comprar piedras para afilar, de forma que puedas mantener el filo de tus herramientas para facilitar realmente tu trabajo cuando necesites o decidas utilizarlas.

Y como ya mencionábamos, si la humedad y el óxido son los enemigos de tu caja de herramientas, y tienes muchas que no utilizas más que por temporadas, por ejemplo, aquellas que son para el trabajo primaveral en el jardín, piensa en el alquiler de trasteros en Madrid como una buena alternativa. La idea es mantener tus herramientas limpias, secas y bien guardadas, para que cuando tengas necesidad de utilizarlas, no te arriesgues y tampoco tengas que hacer una inversión desmedida.